Sociable

miércoles, 4 de marzo de 2009

¿Es útil la oficina del INEM?

Los datos conocidos del paro vuelven a ser demoledores pero además destapan otra realidad, la nula eficacia de las oficinas de empleo. El Servicio Público de Empleo Estatal, antiguo INEM, es, en realidad, una máquina administrativa que se limita a sacar convocatorias de cursos y que es incapaz de proporcionar trabajo a los parados.

Dadas las actuales circunstancias, las oficinas de empleo deberían tener una actividad frenética. Sin embargo, los únicos funcionarios desbordados por el trabajo son los que registran las demandas de largas colas de parados para cobrar la prestación. Y... ¿dónde están los cursos de capacitación y reciclaje?, ¿dónde las ofertas de empleo?, ¿dónde la movilidad laboral?... pues, sencillamente, no existen.

Los parados vivaquean a la intemperie durante horas para inscribirse o recibir sus prestaciones. Nombres y apellidos que no volverán a tener relación alguna con la oficina y que en el mejor de los casos recibirán una oferta de un curso formativo. La realidad es que el INEM es incapaz de colocar a nadie, se han convertido en oficinas atestadas que no dan más de sí y que tramitan por la tarde las demandas generadas al alba. A las once ya no hay números. Si se echa un vistazo al exterior vemos como Reino Unido o Francia tienen potentes servicios públicos de empleo.

Las oficinas de París están montadas por oficios, lo que atrae a los empresarios. Francia ofrece teléfonos gratuitos para llamar a las empresas. Y cada oficina británica tiene ordenadores con fácil acceso a miles de ofertas. En este caso, fijarse en la comparativa es bueno, aquí en España algunos portales en Internet ya dan empleo a un millón de personas al año. Tanto la patronal como los sindicatos buscan alternativas y ya han abogado por la privatización del INEM y, en el caso de los empresarios, por que las ETT se conviertan en agencias globales de empleo que intervengan también en el mercado de empleo fijo. Cualquier alternativa al actual INEM será bienvenida porque la realidad es que su ineficacia es total.

No hay comentarios:

Seguidores