Sociable

sábado, 16 de mayo de 2009

Trabajas 129 días para Hacienda

Los 129 primeros días -o últimos- que trabajamos al año son para la administración pública

Esta conclusión se desprende después de contrastar el rendimiento de nuestro trabajo y cuanto de él se lo queda la administración.

Cada empleado trabaja nada menos que:

-57 días al año para la administración central,

-29 para las autonómicas,

-11 para su ayuntamiento y

-32 para la Seguridad Social.

Lo que nos queda es lo poco que nos llevamos a casa.

Por cada 100 euros que ingresamos por trabajador, casi 38 van a parar a las arcas del Estado. Físicamente cada uno ejercemos nuestro trabajo en la empresa que nos emplea, pero según el informe que ha elaborado la institución futuro, al año dedicamos los primeros 129 días a trabajar únicamente para Hacienda.

Según este informe y a pesar de lo que pueda parecer, lo cierto es que nuestra presión fiscal es mucho menor que la que soportan nuestros socios comunitarios.

Por ejemplo en países como Dinamarca, Suecia, Bélgica o Austria, esa liberación del yugo fiscal no llega hasta dentro de un mes. y tenemos otro punto a nuestro favor, porque la recesión ha adelantado la fecha este año frente a la registrada el pasado ejercicio.

También otro organismo, la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico considera que la presión fiscal también se ha reducido en España.

En el caso de cada ciudadano roza el 38 % pero para las familias se reduce hasta el 32 %. Lo malo es que según estos datos, en España padecemos como media 4 puntos más de carga impositiva frente al resto de miembros de este grupo.

Además la crisis, con menos ingresos por la menor actividad de las empresas, más paro y ausencia de consumo, se recauda menos dinero por impuestos, especialmente en el caso del IVA y el impuesto de sociedades que representan casi la mitad de la recaudación total. Y se espera que esa caída de la presión fiscal sea aún más pronunciada en este 2009.

(FUENTE.: Intereconomía)

No hay comentarios:

Seguidores