Sociable

viernes, 4 de noviembre de 2011

¿Te han despedido? Decálogo de Randstad para gestionar la situación de desempleo

No es la primera vez que alguna entidad ofrece una serie de consejos para afrontar la situación cuando uno se encuentra en el paro. Aunque pueda ser reiterativo, y puesto que los únicos meses, desgraciadamente muchas personas se han incorporado a las filas de los Servicios de Empleo, recogemos este decálogo que la empresa de trabajo temporal Randstad acaba de remitir a los medios de comunicación. Para muchos, no aportará grandes novedades pero quizás pueda ayudar a otros.

El despido es una situación desagradable para cualquier trabajador. Los afectados tienen que reorganizar sus vidas, tanto en el terreno profesional como en el personal, en la que se puede llegar a vivir una situación con altos niveles de estrés. El desempleo en España ha vuelto a subir en 144.700 personas, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada el pasado 28 de octubre, lo que deja un total de 4.978.300 afectados y una tasa que se coloca en el 21,52%.
Por este motivo, Randstad ofrece un decálogo para intentar superar esta situación. Tras la fase de frustración inicial es importante recuperar el control y encarar el futuro de manera positiva. Incluso, se puede intentar encauzar la situación de forma que un despido laboral marque el inicio de una nueva etapa profesional.

A partir de ese momento, estos son los pasos que el nuevo desempleado debe dar:

  1.  Informarse sobre los pasos a seguir: el trabajador debe iniciar con cierta urgencia la tramitación de la prestación por desempleo o subsidios que le puedan corresponder en función de su cotización.
  2.  Identificar nuevos caminos profesionales: la situación de desempleo puede ser el punto de partida para una nueva situación profesional. Según un estudio elaborado por Randstad, el 65% de los profesionales españoles reconoce que no está trabajando en algo directamente relacionado con sus estudios. Retomar la vocación profesional puede ser un buen comienzo.
  3. Buscar empleo: No conviene demorar más de 15 días la búsqueda de empleo. Actualmente Internet es la herramienta básica para acceder a ofertas de empleo, ya que uno de cada tres trabajadores reconoce que su último empleo lo consiguió a través de esta herramienta. Pero no hay que desestimar otras acciones: contacto directo con compañías, acudir a agencias de intermediación laboral, etc.
  4. Preparación de herramientas: el candidato debe dedicar tiempo a la preparación del currículum vitae, así como de la carta de presentación con los que comenzará una nueva etapa de tu vida. La mejor opción es realizar modelos específicos para cada puesto al que se pretenda optar.
  5. Realizar un argumentarlo: el candidato debe valorar todo lo que ha conseguido y desarrollado profesionalmente y realizar un argumentario sobre su experiencia. De esta manera será más sencillo destacar sobre el resto de candidatos, tanto en el CV como en la posible entrevista.
  6. Preparar entrevista: el candidato siempre debe preparar con la suficiente antelación una entrevista, pero en el caso de despido es especialmente importante, ya que sin duda preguntarán sobre los motivos que desencadenaron la salida de la empresa.  El interesado debe responder con honestidad y confianza ante las posibles preguntas.
  7. Aprovechar para desarrollar nuevas habilidades: mejorar los conocimientos que necesitaba en su anterior empleo o buscar aquellos que le hubiera gustado poseer para promocionar son algunas de las posibilidades de formación que el candidato debe plantearse. Junto a ellas, siempre debe tener en cuenta el dominio de un segundo idioma o el desarrollo de conocimientos informáticos.
  8.  Mover la red de contactos: recuperar y mantener una lista actualizada de contactos es fundamental para conseguir un empleo, ya que permite estar en contacto directo con el mercado laboral.
  9. Reciclaje: el periodo de desempleo puede ser utilizado para dar un nuevo giro profesional. Emprender un negocio propio, preparar una oposición o buscar una nueva salida profesional son algunas opciones.
  10.   Seguir intentándolo: tras un periodo de búsqueda de empleo, si no se consigue un empleo, no se debe caer en lamentaciones personales, ya que puede estar motivado por las propias circunstancias de la economía. El consejo: seguir insistiendo y ser proactivo en la búsqueda de trabajo.
Hay que tener en cuenta que el desempleo no tiene por qué ocultarse, ya que no siempre está motivado por una mala profesionalidad. Esta situación se debe intentar afrontar simplemente como el periodo de transición entre dos empleos.

Fuente.: http://www.portalparados.es/

No hay comentarios:

Seguidores